fbpx

¿Qué es el «Pensamiento Inventivo Sistemático»?

Existe una creencia popular que dice que la creatividad es un proceso caótico,  desordenado, y que depende de una serie de factores incontrolables que pueden hacer que casi por accidente una persona se sienta inspirada en un momento dado… o no. Y si bien es real que la inspiración muchas veces aparece en el momento menos pensado, lo cierto es que estudiosos y especialistas en diversas áreas relacionadas con la psicología, la ciencia, y otras actividades han estudiado y desarrollado diversos métodos y sistemas para la generación de ideas con muy buenos resultados. Estos métodos permitieron, entre otras cosas, que empresas y organizaciones puedan generar ideas e innovar de manera ordenada y planificada.

Uno de esos métodos está siendo aplicado en diversos ámbitos en todo el mundo con muy buenos resultados. Su nombre es «Pensamiento Inventivo Sistemático» (Systematic Inventive Thinking, o SIT por sus siglas en inglés)  y se trata de un derivado más accesible del método TRIZ desarrollado por Genrich Altshuller, un ingeniero ruso que a mediados del siglo veinte estudió más de 200.000 patentes para encontrar patrones comunes en sus ideas. ¿Los halló? Claro que sí. De hecho encontró más de 40 patrones comunes a ideas innovadoras.

A mediados de los 90, dos estudiantes israelies llamados Jacob Goldenberg y Roni Horowitz desarrollaron una versión simplificada y más accesible a éste método llamado SIT (Systematic Inventive Thinking) y terminaron por sacudir el ámbito acádemico y especializado de estudio de los procesos creativos.

La esencia de los métodos TRIZ y SIT es controversial en sí misma ya que en lugar de «pensar fuera de la caja», se trata de hacer todo lo contrario… ¡pensar «dentro de la caja»!

El método SIT sugiere que somos más creativos cuando trabajamos en un ambiente cerrado y limitado a los elementos existentes, en lugar de ampliar nuestras fronteras y «esperar que la musa llegue de algún otro lado». ¡Y el muy osado da varios pasos más! También se autodeclara más efectivo que las sesiones de brainstorming, a las cuales define como poco productivas dado que la gente se dispersa, discute, pierde el foco, se aburre, etc (cuestiones que en mayor o menor medida, siempre pueden pasar, no podemos negarlo). En lugar de eso propone un método de trabajo sumamente limitado y estructurado para la generación de ideas.

Cada una de las siguientes herramientas deberán ser aplicadas en un ambiente cerrado, esto significa «dentro de tu caja» (en el lugar que estés, y con las herramientas o elementos que tengas en ese lugar). Aquí no vale abrir el panorama, salir a buscar inspiración a otro lado ni incorporar elementos inesperados. ¡Tenés que respetar este principo fundamental para que el sistema funcione! Para explicarlas, haremos referencia a un supuesto «producto» pero no te enfoques demasiado en la palabra. El «producto» podría ser un «problema», una «necesidad» o simplemente una idea que tengas. Para cualquiera de estas situaciones o entidades las herramientas se aplican de la misma forma.

Las cinco herramientas para innovar que ofrece el método SIT

  1. Sustracción: Consiste en sacar un elemento de un producto existente y encontrar nuevos usos para el «nuevo producto» que queda sin ese elemento. Para esto, lo mejor es hacer un listado de todos los elementos que conforman un producto, elegir el más importante de todos, «quitarlo» (aunque sea imaginariamente) y analizar el potencial de lo que queda. Parte de ese análisis tiene que contemplar la utilidad del nuevo producto, y la factibilidad para su creación. Un ejemplo de sustracción SIT: el iPhone fue considerado un teléfono celular altamente innovador porque eliminó un componente que hasta ese momento se creía esencial en todo teléfono celular (el teclado).
  • Multiplicación: Consiste en agregar y/o cambiá alguno de los componentes de tu producto. Para esto, nuevamente es bueno hacer un listado de todos los componentes del producto y analizar cuales pueden ser duplicados o cambiados. ¿Qué sucede cuando duplicás o cambias esos elemento? ¿Como afecta la forma y el funcionamiento? ¿Quizás existan nuevas aplicaciones para un producto con sus componentes duplicados? Siguiendo con el ejemplo del teléfono celular, en cierto momento los fabricantes se dieron cuenta que la gente quería sacarse más fotos a ellos mismos (selfies) que a los demás, por eso duplicaron la cámara.
  • División: Esta herramienta consiste en «desarmar» el producto y rearmarlo de una forma diferente. Esa división puede ser funcional (o sea, modificar la forma en que funciona el producto) o puede ser «física» (por ejemplo, su aspecto). Vos elegís. Lo cierto es que cuando desordenas y volvés a ordenar, muchas veces arribás a nuevos e innovadores resultados. 
  • Unificación: Esta técnica consiste en elegir un componente determinado de tu producto y asignarle una nueva tarea o función. Esa nueva tarea puede ser la tarea de otro componente, o una tarea absolutamente nueva dentro del mundo de las posibilidades de ese componente. Por ejemplo, las hojas de un libro están destinadas a compartir la información que contiene, pero uno puede tomar cualquiera de ellas y hacer un avioncito de papel para enviarle la información a alguien más.
  • Romper la simetría: Consiste en cambiar la relación que hay entre las variables de los componentes de un producto determinado. Para esto, será necesario hacer un listado de todos los componentes y sus respectivas variables para detectar la relación que hay entre ellas y decidir cuales se pueden romper / cambiar, para esto, muchas veces es útil incorporar las variables del entorno. Veamos un ejemplo un tenedor puede estar compuesto por un mango y una pieza de acero. El mango posee diversas variables o características como material (madera), forma (recta), etc. Elijamos una de esas variables (forma) y cambiémosla contemplando un componente externo (por ejemplo, la mano). Ahora nos damos cuenta que un mango recto puede ser incómodo y trabajar así en lograr una forma más ergonómica, aunque la mano no sea parte del tenedor.
A tener en cuenta…
 El objetivo de este método es innovar a través de lo que tenemos «dentro de nuestra caja», evitando en la medida de lo posible añadir elementos externos ni inesperados.
Es un elemento estructurado y cerrado. Esto muchas veces puede ser beneficioso para ordenar los procesos creativos dentro de empresas y organizaciones.
Todas las herramientas requieren que la persona o el equipo de personas que buscan la innovación trabajen a base de listados que se generan por medio del análisis y la observación.
Alguna vez Albert Einstein dijo que  si tuviera solo una hora para resolver un problema, utilizaría 55 minutos para “darle vueltas a la idea” y luego solo necesitaría los cinco minutos restantes para arribar a una solución. El método SIT es un excelente ejemplo de como llevar a cabo esta sugerencia de forma ordenada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba