fbpx

El detrás de escena del ansiado momento «Eureka»

Imaginate esta situación: salís de trabajar con la mente agotada, llegás a tu casa, te ponés las zapatillas para correr y vas al parque a dar unas vueltas. Y mientras corrés pensando quizás en lo que vas a cenar esa noche, llega a tu mente la solución a un problema que te había tenido en vilo todo el día. ¡Pero claro!, exclamás y una gran satisfacción te motiva a correr un rato más. ¿Te parece familiar esa escena?

Puede ser que quizás te haya ocurrido algo parecido mientras tomabas un baño, jugabas con tus hijos o te preparabas un té. Lo que sí tienen en común estos momentos de iluminación es que se sienten surgidos como por arte de magia y, usualmente, ocurren fuera del espacio laboral o de donde nos dediquemos a crear. Pero ¿Ocurre realmente por azar o hay una serie de pasos ocurriendo a nivel inconsciente? ¿Qué se esconde detrás de este fenómeno que tanto queremos que ocurra pero que llega siempre sin avisar?

¿Qué es el momento Eureka?

Llamamos Eureka (en griego antiguo εὕρηκα que significa «¡Lo he encontrado!») a esos momentos de iluminación que conducen a un gran descubrimiento seguidos de una inyección de emoción positiva.

Cuenta la leyenda que esta palabra fue exclamada por Arquímedes, un erudito de la Grecia antigua, en el momento que descubrió cómo determinar si la corona de Hierón II estaba realmente hecha de oro puro. Pero, si bien es un concepto que se remota muy atrás en la historia, sigue siendo aún hoy uno de los procesos más intrigantes y sin explicación para la ciencia. Aun así, quiero que me acompañes a descubrir qué hay detrás de este fenómeno, y para esto vamos a tomar como ejemplo el siguiente test que se denomina el Problema de los cinco cuadrados.

Para resolver este problema vamos a partir de 16 palitos dispuestos sobre una grilla como ves en la figura, formando de esta manera 5 cuadrados iguales.

El objetivo es mover exactamente 3 palitos para formar 4 cuadrados de igual tamaño y de tal manera que todos los palitos estén formando parte de un cuadrado. No vale eliminar ninguno.

Si tenés disponible palitos, o algo que puedas usar como tal, te invito a que intentes resolver este problema de manera física, aunque también podés intentar resolverlo en tu mente.

Este test es utilizado para estudiar el momento Eureka y se elige porque tiene la particularidad de que la persona que se dispone a resolverlo no tiene certeza de cuán lejos está de encontrar la solución correcta. Además, cuando esta solución aparece, lo hace de manera repentina e inesperada, dando lugar al tan buscado ¡Eureka! Este momento de iluminación suele ocurrir en la mayoría de los casos luego de un período de estancamiento en el cual no se sabe cómo proceder. Te invito a tomarte unos minutos para resolverlo.

¿Lo resolviste? Sigamos.

Si bien es un evento que sucede repentinamente, dentro de nuestro cerebro ocurren una serie de pasos para que la resolución del problema tenga lugar:

  • Búsqueda consiente. Se da al comienzo del proceso y se caracteriza porque el número de movimientos y la exploración de diferentes posiciones de los palillos van en aumento. Esta etapa está llena de motivación por encontrar la respuesta y es muy común utilizar información previa sobre la resolución de problemas similares.
  • Estancamiento. En esta etapa el número de movimientos explorados va disminuyendo hasta que no se es posible proponer nuevas alternativas, por lo tanto es común que se repitan los movimientos o se produzca inactividad. Aquí la emoción preponderante es la de frustración, por eso es el paso tras el cual muchos abandonan o suelen tomarse un descanso. El proceso de búsqueda + estancamiento puede repetirse varias veces ayudados por la aparición de pequeños insigths pero que no necesariamente nos llevan a la resolución final del problema.
  • Reestructuración. Se da generalmente luego de un período de descanso y luego de un insight que nos permite realizar los movimientos necesarios para llegar al momento Eureka. Aquí se siente una gran emoción y el número de movimientos aumenta hasta que se encuentra la solución.

Esto es lo que ocurre en teoría, pero cuando pasamos a la práctica estos pasos no se dan de manera tan lineal y va variando entre individuos, existiendo también combinaciones mucho más complejas. Pero lo más llamativo es el punto de reestructuración que es el que finalmente da lugar al momento Eureka.

Lo interesante de la reestructuración es que marca el momento en el cual comenzamos a ver el problema de una manera diferente. Luego del periodo de inactividad, suele venir un momento en el cual soltamos el problema porque estamos estancados. Esta acción de sacar el foco del problema mueve nuestra atención hacia otro lugar, pero nuestro cerebro sigue trabajando tras bambalinas. Este espacio posibilita que ocurra un cambio estructural en la representación del problema. Comenzamos a verlo desde un ángulo que antes no nos habíamos permitido por estar repetidamente dándole vueltas al asunto probando lo ya conocido.

La reestructuración nos permite ampliar el espacio de búsqueda. Muchas veces el estancamiento se produce porque tenemos una cantidad finita de posibles soluciones conocidas. Tal es así, que cuando cambiamos nuestro punto de vista se habilitan nuevas posibles soluciones, entre las cuales se encuentra la indicada para nuestro desafío.

Algo que ocurre usualmente es creer en las falsas asunciones. Tomando como ejemplo nuestro problema de los 5 cuadrados (y acá va una pista enorme si es que aún no lo resolviste), se suele pensar que los 4 cuadrados tienen que estar formando una sola pieza, sin considerar que algún cuadrado pueda estar alejado de la forma inicial.

Muchas veces la solución a un problema no aparece porque asumimos límites que quizás no son reales. Me pregunto ¿Cuántas falsas asunciones estaremos teniendo al momento de crear?

Cómo evitar el estancamiento

Cuando se investigan este tipo de problemas, muchas personas llegan a la solución sin pasar por el momento de estancamiento. ¿Cómo evitarlo entonces? Creo que, una manera de evitar el abandono post estancamiento y estar abiertos a que los momentos Eureka tengan lugar, es permanecer abiertos a soluciones que en un principio pueden parecer diferentes o imposibles. Esto es, idear sin imponernos límites. De esta manera estaremos combinando información previa sobre la resolución de desafíos parecidos pero con la ventaja de permitirnos el ingreso de ideas menos convencionales o conocidas.

A veces tenemos que permitirnos avanzar un poco en el camino de lo imposible para poder contagiarnos de esas ideas y así luego transformarlas en una posible solución.

Si te quedaste con las ganas de saber la solución del problema de los cinco cuadrados, podés hacer click aquí.

Lucila Caceres
Es neurocientífica y mentora de procesos creativos apasionada por combinar ciencia y autoconocimiento para motivarte a conectar con la autenticidad.
Instagram: @conexionbylu

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba