fbpx

El soñar despierto ¿duerme o despierta la creatividad?

Hablemos sobre “soñar despiertos”, sobre esos momentos en los cuales nos separamos de la realidad y recreamos imágenes visuales muy nítidamente, escenas de fantasía en las cuales las emociones sueles ser placenteras y usualmente asociadas a ambiciones u objetivos que queremos lograr.

Esta es una acción muy común durante la niñez, pero se conserva perfectamente también en la edad adulta, relacionándose con una mayor imaginación y creatividad. Esta relación surge debido al hecho de que la creación de nuevas ideas está asociada a la habilidad de simular objetos o situaciones que aún no existen en el presente, como así también, la exploración de futuros posibles. Además, el soñar despiertos está asociado mucho a la búsqueda de cumplir nuestros logros personales. Cuando encontramos algún obstáculo para conseguir un determinado objetivo, la imaginación puede ayudarnos a generar soluciones creativas.

Es así, que con toda esta información en mente, la pregunta que me surge es si cualquier tipo de divague o de ensoñación nos lleva a un estado de mayor creatividad. Eso que soñamos cuando soñamos despiertos, sabemos que puede variar mucho en contenido, tono afectivo y estilo de pensamiento. Por eso, aquí te cuento qué factores modifican nuestra imaginación y cómo utilizarlos en función del tipo de resultado creativo que queramos lograr.

Humor         

Sabemos que no es lo mismo lo que se genera en nuestra mente según si estamos o no de buen humor. Si pudiéramos imaginarnos una caricatura de la nube de pensamientos que fluye de nuestra cabeza cuando no tenemos un buen día, no puedo evitar imaginarme una nubecita negra con descargas del tipo tormenta eléctrica. Mientras que si los pensamientos son alegres y amables la imagen que más los representa sería la de un día soleado o una noche estrellada. Sin embargo, en la práctica parece ser que un par de truenos y relámpagos no asustan a la creatividad.

Es fácil asociar un humor positivo a la creatividad y de hecho esto ayuda a que estemos más predispuestos a recibir insigths mientras soñamos despiertos. Pero por otro lado esto no necesariamente nos ayuda cuando lo que necesitamos es resolver problemas de manera analítica. Este es el tipo de resolución de problemas que se ve favorecido cuando el humor no es tan positivo ¿La razón? Es el malestar en sí lo que nos motiva a buscar soluciones para movernos de ese lugar, lo cual promueve el procesamiento de información analítica.

Aquí vemos que cuando no estamos teniendo un muy buen día y comenzamos a ver los primeros rayos y centellas sobre nuestra cabeza, podemos usar ese malestar como impulsor de soluciones creativas al buscar analíticamente opciones que nos muevan a un lugar de mayor disfrute.

Pensamientos rumiantes

Como vimos antes, el mal humor bien orientado puede transformarse en combustible creativo pero ¿qué pasa con los pensamientos rumiantes? Estos son el tipo de pensamientos a los que les damos vueltas cual calesita y que aparecen muchas veces a lo largo del día. Puede ser desde recordar una y otra vez una frase que tu jefe te dijo por teléfono y los mil significados o intenciones que esa frase pudo tener, como darle mil vueltas a una idea pero sin poder animarte a pasar a la acción. Este tipo de pensamientos recurrentes pueden a la larga generar malestar y preocupación. Pero por sobre todo, hace que nuestro foco de atención se vuelva muy estrecho, lo cual no es muy oportuno si lo que estamos buscando es conectar con estados creativos que requieran nuevas asociaciones y perspectivas.

Una solución a este tipo de bloqueo creativo es “sacar” esos pensamientos de nuestra cabeza. A veces sólo basta con una simple charla que aclare nuestra visión de los hechos. Pero, cuando este intercambio no puede ser posible, podemos optar por escribir los pensamientos recurrentes lo cual nos permite hacer espacio para nuevas ideas.

Ensoñación deliberada vs espontánea

Muchas veces no nos damos cuenta de que estamos soñando despiertos hasta que algo interrumpe nuestra imaginación y volvemos a la realidad. Esto significa que la mayoría del tiempo esta ensoñación se da de manera espontánea y sin que tengamos conciencia de ello. Sin embargo, muchas personas deciden deliberadamente apelar al soñar despierto como una estrategia para conectar con la inspiración. Pero así como muchas noches no podemos conciliar el sueño aunque queramos ¿se puede inducir el soñar despierto?

Como poder se puede, pero ya vamos percibiendo que el mecanismo va a estar comandado por diferentes tipos de pensamientos según cada caso. Cuando el soñar despierto se da por imposición el proceso es mucho más estructurado que cuando se da espontáneamente y especialmente mucho más orientado a temas referidos a objetivos personales. En contraste, cuando se da espontáneamente, los procesos tienden a favorecer el proceso asociativo, dando lugar a los famosos “momentos Eureka”.

Existen algunos trabajos en los cuales la imaginación dirigida fue útil para incrementar la creatividad. Long y Hiebert, realizaron ejercicios de visualización en los cuales alentaban a los estudiantes a imaginar vívidamente recuerdos y experiencias, dejando luego que libremente estas imágenes den paso a nuevas imágenes. Luego de varias semanas, los estudiantes que siguieron esta rutina lograron mejorar su escritura creativa con respecto a los estudiantes que no lo implementaron.

 

Si bien ya tenemos bastante información para poner en práctica, mucho necesita ser investigado para lograr entender los procesos detrás del soñar despierto. Pero, a la hora de estar recreando escenarios posibles, quizás esté bueno conectar con aquellas emociones o posibilidades que nos gustaría ver plasmadas en la realidad. Y una vez que dirijamos nuestra atención hacia aquello que queremos lograr, dejar que nuestra mente forme nuevas posibilidades permitiendo dar paso a lo que aún no fue creado o asociado.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4735674/

https://www.academia.edu/7623899/Effects_of_awareness_and_practice_in_mental_imagery_on_the_creative_writing_of_gifted_children

Lucila Caceres Es neurocientífica y mentora de procesos creativos apasionada por combinar ciencia y autoconocimiento para motivarte a conectar con la autenticidad. Web:www.conexionbylu.comInstagram: @conexionbylu

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba